Monday, September 17, 2007

mensclub

Eran casi las 8:30 mis complices y yo ya estabamos listos para arrivar a aquel lugar de chicas buenas, siendo malas, se fue la luz en la colonia, pero eso no impidio que llegaramos puntales, y deseosos, una linda chica nos invito a degustar un caballito de tequila tradicional, sin embargo, fuimos directo al espectaculo, que pensaria Bonnie, de mi visita a este lugar, a sus 3 meses de muerta, fue la primera pregunta que me cruzo por la mente al tener la carta con los licores mas caros que cruzaban por mi vista, sin titubear pedi una botella de torres 10, al tiempo que ivamos a la barra de comida, donde nos esperaban tortas ahogadas, tamales de camaron, y los sagrados tacos de azada con salsa mexicana, quizas solo era otra escusa para ver a la linda chica del tequila, o solo la pinche hambre que me cargaba, y de ahi, a sentarnos y disfrutar el espectaculo, mas de 20 chicas bailando a nuestros alrededores de las cuales nos enamoramos efimeranmente de 6... y a la 1 am, la rifa de los bailes y los privados, tal parecia que la buena ventura nos socorreria y sacamos 3 boletos premiados que equivaldrian a 6 bailes en esos comodos sillones donde descanzaban nuestros cuerpos emocionados, eramos 7, asi que habria que elegir a alguien que se quedara solo observando, si embargo, fue mas rapido la elegancia y cortesia de Jonas quen cedio su baile a su bella amada Julia, y asi entre cancion y cancion fueron desfilando las mujeres hermosas y tibias, hasta que toco mi turno, yo me habia reservado puesto como buen amante de la musica, no queria mi dama de compañia bailara sobre mi, temas como el titanic, o algo electronico, asi que al tocar mi turno, utilizando todo mis secretos me pude concentrar, y el resultado fue magnifico, la acustica del lugar se silencio con el sonido de "50 cent - candyshop", mientras una hermosa silueta de senos naturales y caderas suaves como durazno desendia y asendia lentamente sobre mi ser, mientras en ratos observaba la mirada estállida de Julia observando la diversion de los hombres con dinero y de malos razgos fisicos, al terminar el baile, mi extrañamente el hambre irrumpio mi ser, asi que fui denuevo a buscar que comer a la barra, donde la chica del tequila me interrumpio diciendome "señor gusta un tequila, en 5 minutos levana la degustacion", entonces le dije, si, pero esta vez no lo quiero solo, sino acompañado, al tiempo que le arrebate la botella y le servi un caballito, ella se torno desconertada, pero al final solo sonrio angelicalmente y tomo su trago con sus manos y brindamos, al terminar le dije, "si estuviera mas ebrio me atreveria a robarle un beso señorita", ella solo sonrio, y saco de una pequeña caja una pluma y una servilleta, escribio algo y lo puso en el bolsillo frontal de mi camisa, al tiempo que se me acerco y me dijo en el oido "no necesitas robar lo que te has ganado, solo necesitas tener paciencia", y se retiro lenta y volumptuosamente, abri mi bolsillo y saque la servilleta, y tenia un numero y un nombre... se llamaba Nayelica.

3 comments:

Mahomedalid Ivan Pacheco Morelos said...

A esto si le llamo ejercicio literario.

Joakus Paganus said...

vea el mundo a través de los ojos de un borracho!!

Haba said...

maldita sea, porque en ocasiones las versiones moderadamente alcoholizadas de uno son totalmente superiores a nuestras presentaciones mas cotidianas ??